• BAUM Studio

La evolución del diseño

En estos días hemos reflexionando sobre lo que estamos viviendo a nivel mundial y cómo las crisis o momentos difíciles nos obligan a reinventarnos. En esta publicación los queremos hacer viajar a través de la historia por un muy breve y amplio recuento del diseño y cómo éste ha evolucionado justamente con los grandes cambios a nivel político, social o económico. Estos cambios, reflejados en el diseño, se dan por las circunstancias, pero también por la demanda. Las nuevas necesidades o gustos de los clientes, nos obligan a nosotros los estudios de arquitectura a reinventarnos, a pensar a futuro, a adaptarnos a nuevos materiales, entre otros.


Les compartimos el siguiente Podcast del arquitecto Bjarke Ingals sobre la evolución y el futuro.

https://open.spotify.com/episode/7MoYJnpoifvoPWjqKe9fKL?=YWVKBAp0RRCAIWEhh9x5Cg


Comencemos el viaje... A finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, el diseño se basaba en la producción artesanal, es decir, piezas únicas hechas con tiempo y dedicación, piezas que te duraban toda la vida. Los diseñadores vivían de trabajos por encargo especialmente. Es en esta época el movimiento “Arts & Crafts” cobra mucha fuerza. Esta sensación de objetos únicos y hechos a mano se vio reflejada en todos los aspectos de diseño. En 1902 se diseña la icónica lampara Wisteria elaborada con más de 2000 piezas de vidrio. En el plano de la arquitectura, Gaudí empieza a construir sus proyectos locos, llenos de mosaicos únicos y detalles. En líneas generales, se observan objetos y obras de arquitectura que denotan una gran inversión de tiempo y alto nivel de detalle por parte de los creadores.


Lámpara de mesa Wisteria, 1902, fabricada por Tiffany Studios; diseñada por Clara Driscoll. Imagen: elledecor.com



Interiores de la casa Batlló, Antonio Gaudí, 1904-1906. Imagen: consejosdeespana.com



A finales del siglo XIX ocurre la Revolución industrial. Esta transformación tecnológica también va cobrando fuerza en el diseño, incorporando esta idea de diseño estandarizado y producción en masa. Los del movimiento “Arts & Crafts” estaban en total desacuerdo con incorporar estas ideas revolucionarias, pero el cambio de pensamiento en los clientes hizo que nuevos movimientos surjan. El mundo se estaba modernizando y el diseño y la producción no se podían quedar atrás. Esta modernización y nuevas ideas se vieron en gran parte impulsadas también por el descubrimiento de nuevos materiales como, por ejemplo, el concreto armado, que permitía grandes vanos y mucha luz y el triplay que permitía elaborar muebles económicos pero sumamente durables que dejaban realizar formas curvas y novedosas, y a su vez, permitían que los fabricantes los puedan hacer en molde (les recomendamos un documental en Netflix llamado Small Miracles que explica como muchos materiales se han creado por accidente). El impulsor principal fue la escuela de diseño Bauhaus, clave en el inicio del movimiento modernista. En esta época se crean cosas totalmente distintas a las que se venían haciendo, se diseñan objetos y arquitectura caracterizados por la sobriedad, líneas limpias y, sobre todo, por la capacidad de producir en masa (practicidad y gran escala, industria).


En este enlace pueden ver 10 de los mejores y más reconocidos diseños de la Bauhaus

https://www.dezeen.com/2018/11/08/bauhaus-furniture-designs-chair-tables-chess-set-baby-cradle/



Edificio de diseño Bauhaus, diseñado por Walter Gropius, 1919. Imagen: dezeen.com



Silla Brno diseñada por Mies van der Rohe, 1929. Imagen: dezeen.com



La locura por lo masivo y sobrio luego pasó de moda, y comenzó a verse como algo común. Los usuarios continuaban buscando economizar costos, pero la idea de que todos tengan lo mismo ya no era atractiva. Esto generó otro cambio en el diseño, la idea de poder personalizar, en gran parte el fondo del estilo Post-Modernista. Este movimiento es un intento de liberarse de lo aburrido y práctico, es una celebración de lo poco convencional y lo colorido. Usando los mismos materiales y tecnología del modernismo el post-modernismo creaba algo fuera de lo común.



Divisor de ambientes Carlton, diseñado por Ettore Sottsass, 198. Imagen: masdearte.com



Piazza d'Italia en New Orleans, EEUU, diseñada por Charles Moore. Imagen: neworlenas.com



Con este breve recuento histórico, vemos cómo el diseño cambia y se adapta al usuario, a la tecnología y a entorno en el momento. Es por esta razón que nacen las tendencias y hay mucha curiosidad sobre el uso de nuevos materiales.


Nuestra relación, como diseñadores o arquitectos con los usuarios también cambia. A inicios del siglo XIX, el cliente mandaba a elaborar una pieza por comisión y, en caso se hicieran varias piezas iguales, eran productos muy caros, exclusivos y que demandaban mucho tiempo de fabricación. Luego de la revolución industrial, el pedido del usuario se vuelve masivo. Se diseña pensando no en un cliente en particular, sino pensando en masa. Lo que sucede luego con el Post Modernismo y es vigente hasta el día de hoy, es algo muy interesante porque el cliente pasó de ser el agente que auspiciaba el diseño (Arts & Crafts), para luego ser anónimo (Modernismo), para hoy en día ser partícipe de todo el proceso. Hoy los diseñadores y arquitectos estamos acostumbrados y es parte de nuestra tarea preguntarle al cliente, qué requisitos tiene, qué estilo le gusta, qué tiene en mente para distintos espacios o elementos y cómo ajustar estas necesidades al presupuesto determinado. Gracias a los avances en la tecnología hoy tenemos una mezcla que nos permite que sea común mandar a producir muebles a medida, únicos, que puedan variar en rango de precio y que no tomen mucho tiempo. Con la tecnología, los clientes pueden co-diseñar con nosotros.




Nos preguntamos, ¿cuál será el rol del cliente más adelante? ¿Cuál será la próxima tendencia ahora que nos hemos visto al enfrentar el distanciamiento social? ¿Tal vez muchos diseños orientados al home office o a nuevos espacios en casa dado que la tendencia es a pasar más tiempo en la misma? ¿Espacios públicos no tan extensos pues estamos migrando a un modelo de tener experiencias por delivery? Lo que es claro es que el futuro del diseño está en la tecnología, innovación y sobre todo en reinventar nuestro modelo de negocio.


Si de algo estamos seguras es que el mundo no será igual cuando esto acabe. ¿Cómo creen ustedes que será el futuro?, ¿Cómo creen que como diseñadores o clientes nos adaptemos a estos nuevos cambios? Los leemos!

104 vistas

CONTÁCTANOS

  • Calle Vicealmirante Carbajal 152 - Miraflores

  • Tel (+511) 993 897 079 / (+511) 986 633 470

  • info@baumstudio.pe 

COPYRIGHT © Baum Studio 2018